Desde Cochabamba

carcelcochabamba01Seguimos adelante con el proyecto “La Hoya Solidaria”. Hasta ahora se han financiado aquellos gastos correspondientes a las áreas médicas, control de crecimiento y desarrollo, programas educativos (apoyo voluntario), y ayuda humanitaria. Por ejemplo, se han repartido mantas a los presos.

Nos dicen que están con un gran problema de hacinamiento con todo lo que ello conlleva consigo, sobre todo de enfermedades infecciosas. A pesar de las ayudas inestimables (los cerca de 10.000€ que habéis enviado) no ha cambiado el panorama sino más bien ha empeorado. Por lo tanto, los objetivos son los mismos que en el proyecto enviado por ustedes anteriormente, por lo que daremos continuidad solidaria al mismo.

Últimamente me informan que están con el apoyo de las mantas en todos los penales de Cochabamba. Hace mucho frio y duermen en el suelo y están sin ropa para cubrirse en las noches.

También continuamos con el apoyo de todo lo que es productividad para su terapia de rehabilitación y sustento precario y diario. Salud y vestuario es un tema muy fuerte de gastos ya que no cubre el Estado los gastos que se presentan con bastante urgencia, como: en quemados, intervenciones urgentes y tenemos que apoyar a niños con deficiencias mentales, alimentos y rehabilitación.

El tema  de los niños está generando un problema de preocupación nacional de solución, hasta drástica, debido a algún caso de violación en el interior de las cárceles, para mi es un problema de pobreza. [Una entrevista a Mª Ángeles sobre el tema ha salido publicada en el País el día 28 de Junio].

carcelcochabamba02Respecto a la proyección en los niños, se esta realizando una propuesta de reubicación de los mayores de 6 años, de forma interinstitucional donde estamos presentes, siempre para beneficiar y resguardar los derechos de niños y padres, aunque es un trabajo complejo y triste por lo que puede suponer de desintegración familiar; aunque los estudios son socio-económicos y psicológicos. No obstante, con los menores de 6 años nosotros seguiremos con los programas de nutrición salud, educación, psicológico y como apoyo a la rehabilitación.

Procuramos, también, que los padres tengan pequeños ingresos económicos y formación técnica;  son nuestros compromisos y sin dudar de la solidaridad vuestra, de nuestro amigos.

Nos han llamado a la Pastoral Penitenciaria para que todos estos hechos y problemas que se dan en la cárcel no sean tan traumáticos, y sea peor el remedio adoptado. ¿La cárcel puede ser un paliativo? Aunque parezca una barbaridad puede ser. Hay muchos de ellos no tiene donde ir, es una gran responsabilidad para nosotros el como estar presentes en este hecho.

Como muestra de todo nuestro agradecimiento de los distintos penales adjuntamos imágenes que pueden dar al menos una idea de algunos de los problemas y de todo lo que se intenta hacer.

Por nuestra parte, tenemos que añadir que, puntualmente nos envían “reporte” de todos los gastos que van haciendo en el que consta hasta el último centavo.

Sor María Ángeles González, H.C.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *