Diálogo sobre el Cambio Sistémico

63Éstas son parte de las reflexiones sobre el Cambio Sistémico que se hicieron en el encuentro de verano:

Reflexiones en torno al texto:

  • A veces sentimos complejos o temor a la hora de reivindicar cambios, porque se nos ha transmitido que tenemos que ser “apolíticos. La relación de la Iglesia con las estructuras de poder ha generado la conciencia colectiva de que las personas de bien no montan bulla… respetan las instituciones, sin plantearse si esas estructuras son justas o si estas instituciones están o no trabajando por construir un mundo mejor. Ante esto, tenemos que tener claro que nosotros somos del Evangelio, y desde él, tomamos una opción política, pero no partidista.
  • El “cambio” se tiene que producir en nuestra cabeza. En este sentido es necesario un cambio de expresiones. El LENGUAJE es muy significativo; hay palabras que deberíamos erradicar.
  • El cambio supone no quedarnos en la crítica, sino ver qué se puede hacer, y más concretamente… qué puedo hacer yo.
  • Dios nos ama y nos quiere felices y tenemos que tender a hacer felices a los demás.
  • Para nuestras estructuras mentales “eclesiales”, lo importante es que se bauticen 100 niños o que hagan la comunión 200 cada año. Funcionamos con esquemas que es muy difícil romper. Los miedos y los prejuicios nos comen.

¿Hay otra forma de trabajar en la caridad que podíamos vivir donde estamos, personalmente o en grupo?

  • Dar de lo que necesitamos = COMPARTIR
  • Reflexionar acerca de lo que aportamos a la Comunidad Parroquial y en otras facetas de nuestra vida.
  • Llevar a cabo un cambio sistémico: 1º en nuestra mente y proponerlo a la Comunidad para que nos ayude a ver y discernir las necesidades y los cambios que se tienen que producir. Llevar a cabo un cambio real de actitudes.
  • La Caridad es algo que nos involucra a todos en todos los ámbitos (personal y grupal): trabajo, familia, entorno… Es lo que funda la Iglesia, la construcción del Reino.
  • Cáritas es tan nuclear dentro de la Iglesia, que forma parte de la ACCIÓN de TODOS

Esto es lo que dio tiempo de hablar sobre el tema en el primer grupo. El tema era bastante más amplio, pero no dio tiempo para más. Si que sería bueno ofrecer también la opinión particular que sigue:

  • Necesidad de plantear en (mis, nuestras) parroquias la necesidad de profundizar en esa idea del CAMBIO SISTÉMICO, con la idea de que eso lleve a una apertura … un acercamiento a esas periferias existenciales de las que tanto huimos y que sin darnos cuenta nos llevan a una periferia respecto del Evangelio. No sé cómo nos las apañamos, pero pasan los años, pasan los curas, y me da la sensación de que seguimos “encerrados” en el templo mientras que la vida pasa por la puerta. Jesús no tuvo ni casa… anunció su Evangelio a pie de calle, con su palabra, pero también con sus actos y gestos. Conozco gente super valiosa que termina limitando su vivencia del Evangelio a la asistencia de un sin fin de reuniones para organizar la celebración de un sinfín de actos de puertas para dentro … absorbidos por esa autorreferencialidad de la que hablaba el Papa Francisco y que, a la larga, termina alejando a muchos.
  • Proponer a los grupos que ya están constituidos acciones concretas como puede ser la recaudación de fondos para la labor que Toñi y su hermana están llevando en Albacete, los proyectos de Feyda en Etiopía, los proyectos en Bolivia, Cáritas de El Palmar… hay tantos.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *