Esperando entre papeles

Los asiduos estaréis extrañados, seguro. Son demasiados días de silencio, ¿verdad? Y tenéis razón en señalar el dato.

En los próximos días nos vamos a poner en marcha realizando unas cuantas acciones en dos lugares nuevos y dos realidades conocidas. Vamos a vivir dos semanas de preparación misionera en la parroquia del Corpus Christi de Archena y en la parroquia de Churra. Pero a estas acciones de preparación uniremos algunas pequeñas cosas de consolidación de continuidad en Espinardo, donde residiremos una semana, ya que en Churra, que está tocando, no tenemos posibilidades de residencia de momento. Además estamos pensando tanto en los alrededores de Murcia como en La Hoya de Lorca continuar con nuestro plan de formación para Seglares Misioneros, de momento con el tema de las Bienaventuranzas.

En Archena vamos a programar con David, el párroco, y los distintos grupos de la parroquia un camino de acciones que nos lleven al tiempo fuerte previsto para el mes de marzo. En Churra, donde se da una realidad especial, vamos a ver (nunca tan bien empleado el término) las posibilidades que nos da esta parroquia donde ha comenzado a servir un nuevo párroco, Pascual Hellín. En otras comunicaciones iremos informando del programa.

Y como hace unos días recibí una foto del grupo de El Raal con el párroco de Churra, animaros como ellos, pues en navidades fueron ellos mismos quienes se organizaron e hicieron partícipes a sus hijos de su alegría, de su unión y de su fe.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *