Espinardo: El día 17º – Final

P1020747Hoy, martes 18 de diciembre, al terminar estos días de misión,  queremos, a modo de despedida, dejar constancia de algunas cosas:

Lo primero dar gracias a Dios que ha estado grande entre nosotros; hemos comprobado con la alegría de Jesús que Dios se sigue revelando a los sencillos y que estos le acogen.

Algunos datos que nos obligan a manifestar esta alegría:

  1. La cercanía del párroco Antonio a la gente del barrio y a nosotros. Nosotros hemos podido contar siempre con él y no nos ha faltado ningún día su preocupación porque no nos faltara el pan de cada día.
  2. La disponibilidad de las Hijas de la Caridad de san Vicente de Paúl que desde el primer día nos dijeron que podíamos contar con ellas.
  3. La participación en todos los actos organizados de un buen número de personas; tanto a las celebraciones, como a la oración de la mañana, como a los grupos…
  4. La acogida siempre amable en todas las casas que hemos visitado. En este punto queremos añadir también a las Hermanas de la Consolación, que no son de esta parroquia, pero nos han acompañado.
  5. La oferta que han hecho algunos seglares y también las Hijas de la Caridad y las Hermanas de la Consolación para seguir animando grupos después de estos días bajo la dirección de D. Antonio.
  6. Para que esto sea posible contamos con las casas que han sido pequeñas iglesias domésticas en estos días.
  7. La cercanía cariñosa de todo el barrio, incluso de quienes no han participado apenas en los actos de misión.
  8. Y un dato práctico, pero significativo: Siempre ha habido alguien que nos ha invitado a comer, a cenar o nos ha traído la cena a casa.

Esperamos que cuando llegue la próxima etapa de esta misión, que ya nos han pedido tanto el párroco como muchas de las personas del barrio, el gozo sea aún mayor.

P1020750

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *