Espinardo: El día 2º

Ya lo decíamos ayer. El primer acto de misión el lunes 3 será la oración a las 10 de la mañana. Es un momento de intimidad con el Señor pensado para todos. Siéntete invitado/a.

Vaya aquí de entrada un ejemplo de oración que quienes vengáis podréis vivir con más intensidad.

Himno:

Buenos días, Señor, a ti el primero
encuentra la mirada del corazón,
apenas nace el día:
tú eres la luz y el sol de mi jornada.

Buenos días; Señor, contigo quiero
andar por la vereda:
tú, mi camino, mi verdad, mi vida;
tú, la esperanza firme que me queda.

Buenos días, Señor, a ti te busco,
levanto a ti las manos y el corazón
al despertar la aurora:
quiero encontrarte siempre en mis hermanos.

Buenos días, Señor resucitado,
que traes la alegría
al corazón que va por tus caminos,
¡vencedor de tu muerte y de la mía!

Gloria al Padre de todos, gloria al Hijo
y al Espíritu Santo;
como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos te alabe nuestro canto. Amén.

Tras la oración, los misioneros nos distribuiremos por las calles Larga y Corta y por Pintor Hernández Carpe para encontrarnos con vosotros y para anunciaros los encuentros que tendremos el día y a la hora que os comunicaremos y que aparecerá también en esta página.

Por la tarde, ya anunciamos que habrá Eucaristía, misa festiva, a las 7 de la tarde.

Buenos días. Mañana, más…

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *