La Presentación: El día 18º

Hoy, jueves, he querido comenzar la ronda de avisos con una foto. Está tomada al iniciar el entrañable momento de oración con el que comenzamos el día misionero, a las 9’30 de la mañana. En este mundo de ruidos y de multitudes con prisas, que decía Tagore, te vendría de perillas perder (¿qué digo?, ganar) un rato con Dios y con nosotros.

Hoy me vais a permitir que no escriba el horario. Es el mismo que ayer. Lo lees, te animas y nos vemos en algún momento. El que te vaya mejor.

– ¿Cómo estáis?, me preguntan algunos. La respuesta rápida es “contentos”.

– ¿No estáis cansados? Y la respuesta es, sí, pero no.

Estamos contentos porque cada día que pasa las visitas, a las que seguimos dedicando mucho tiempo, están siendo más vivas. Hay de todo claro, pero hay visitas que nos llenan mucho. Y esto es gracias a vosotros.  Sí, ¡gracias!

Sabéis que, además de todo lo oficial, estamos a vuestra disposición para escucharos, para ganar algún rato compartiendo…

¡Ah! Y una cosa que repetiré mañana. Habíamos hablado de tener una Celebración Penitencial el viernes. Pero hemos pensado los curas de la parroquia y nosotros que será mejor hacerlo el sábado, sustituyendo con ella la primera parte de la misa.

¡¡Que sirva de aviso!! Hasta luego…

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *