Sin prisa y sin pausa

i-abiertaNo quiero dejar sin ofrecer algo nuevo para esta página que veo recibe visitas diarias.  Y no lo hago simplemente por hacer. En misiones, como en cualquier obra de Dios, hay un montón de cosas que se viven en silencio. Este tiempo es un tiempo de preparación, a la espera de que, a partir de mediados de septiembre, llegue un tiempo más fuerte de acción.

Estos días están dando vueltas por mi cabeza y por mi corazón las palabras del Papa Francisco: «Evangelizar supone en la Iglesia la parresía de salir de sí misma. La Iglesia está llamada a salir de sí misma e ir hacia las periferias, no solo las geográficas, sino también las periferias existenciales: las del misterio del pecado, las del dolor, las de la injusticia, las de la ignorancia y prescindencia religiosa, las del pensamiento, las de toda miseria». Palabras que no quiero que se nos queden en palabras. Durante estos días estoy intentando ver caminos para llevar esta inquietud a la práctica.

Esta mañana misma estuve hablando con el párroco de un barrio, quizá el más complicado, de Zaragoza porque estamos viendo la posibilidad de lanzarnos a una campaña misionera; una campaña misionera “en la periferia”. Y al comunicároslo quisiera ante todo lanzaros un SOS. Lo dijo Pablo VI en la Evangelii Nutiandi: La Iglesia existe para evangelizar. Sí, la Iglesia es la misionera; no sólo, un grupo de personas más o menos inquietas. Por eso, mi SOS en este momento es un grito de ayuda hacia todas aquellas personas que quieran hacernos partícipes de sus inquietudes misioneras.

Y un segundo grito. ¿Sientes asa inquietud misionera referida al ambiente, a la parroquia donde te mueves?… Sí es así, sería bueno que nos pusiéramos en contacto para ver con las pequeñas luces personales qué podríamos hacer juntos. Quizá tu ambiente, tu parroquia está necesitando un revolcón evangelizador. ¿Nos unimos en este reto?

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *